El Downsizing, una herramienta de gestión administrativa

De interés Tecnología en Administración Uncategorized

El Downsizing, una herramienta de gestión administrativa

El Downsizing, una herramienta de gestión administrativa

Downsizing es la combinación de palabras en inglés, down-sizing, que significan bajar el tamaño. En la administración se la entiende como la estrategia de reducir el número de trabajadores para lograr una mayor productividad.

Beneficios:

Con esta estrategia, se reducen costos y los gastos, tomando en cuenta todo lo que representa el pago de sueldos, y otros adicionales como son el seguro social, etc.

Sin embargo, al realizar esta reducción, es importante tomar en cuenta que se planifique un mayor aprovechamiento de los recursos y evitar reducir puestos que son realmente imprescindibles.

Existen muchas empresas que cuentan con departamentos que no representan un aporte real y que realizan actividades innecesarias o que se las puede subcontratar por ser eventuales.

Tipos de Downsizing

El Downsizing reactivo

 

Suele presentarse cuando la empresa se encuentra en una situación emergente, puede ser por las circunstancias externas o por eventualidades internas que pudieron ser prevenidas con anterioridad, por lo que se ve en la necesidad de hacer despidos con el fin de sobrevivir.

El Downsizing proactivo

Se produce después de un análisis y estudios previos, con el fin de comprobar áreas que no representan beneficio a empresa después de comprobar sus resultados. Además, se puede reorientar o agrupar puestos de trabajo que por su naturaleza pueden ser realizados por un mismo departamento o persona.

Con esto se consigue mayor productividad y ahorro obteniendo así mayores ganancias.

Modo de implementación

Como habíamos mencionado anteriormente, después de un estudio bien realizado acerca de las ventajas que se puede obtener de esta metodología, se debe hacer una:

  • Reducción del personal
  • Fusionar o redefinir puestos de trabajo
  • Si es posible, la implementación de aplicativos automáticos que puedan suplantar ciertas actividades como es el caso de servicio al cliente, que en la actualidad funciona mediante chatbots o aplicativos bancarios que hacen el trabajo que antes lo hacía un cajero en ventanilla.
  • La subcontratación de servicios, también es una opción cuando una determinada actividad se la realiza en ocasiones especiales, como la contratación de una empresa externa para una auditoria, una empresa que realice material publicitario, de comunicación o eventos.

Quisieramos saber tu opinión acerca de los artículo, y si te parecen de utilidad, no dudes en suscribirte. 

Leave your thought here

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.